domingo, 21 de febrero de 2016

JUANITO KOJUA.


Dicen de este restaurante que es uno, o quizá el más antiguo de todo Donostia. Anécdotas. Lo que no es una anécdota, lo que es una auténtica realidad es que quizá sea uno de mis restaurantes preferidos en todo Donostia, y eso la verdad es mucho decir, la competencia es grande por esos lares.


Yo, desde luego, cuando vengo con mis amigos de la zona, no tienen la menor duda. Vamos a Kojua.


Es muy socorrido hoy en día cuando preguntan a los chefs que definan su restaurante que todos contesten lo mismo: “producto” “cuidamos el producto”. Bueno, aquí en Juanito Kojua sí que todo se basa en el producto.



En el producto que tiene habitualmente en su carta y sobre todo en esos maravillosos platos del día que ofrece y que te genera unas dudas terribles a la hora de decidirte.
El día que nos ocupa nos ofrecieron Becada guisada al Armagnac y hogos, Paloma torcaz en salsa cazadora, Besugo de anzuelo a la donostiarra, Los primeros cardos de Tudela, etc.
Nosotros, de estas sugerencias y después de haber estado “poteando” toda la mañana, decidimos compartir primero unos hongos al horno.
La verdad es que no hay nada que decir, apuramos esta extraordinaria temporada de setas que hemos tenido este año para degustar este plato exquisito a la vez que sencillo. Estaban geniales.


Luego también compartimos Txipiron begi haundi troceado y en su tinta. Plato más típico imposible. Este chipirón “Begihaundi” (ojos grandes), se caracteriza por su tamaño, que oscila entre los 700 gramos y un kilo por pieza, su carne es de una textura extraordinaria para hacerlos en su tinta y encima tenemos la gran suerte de que suelen traer su propia bolsa de tinta natural. Acompañados de un poco de arroz blanco fue un gran acierto.


Como plato principal compartimos un Besugo de anzuelo a la donostiarra, del que sintiéndolo mucho no tengo fotografía y estoy casi seguro que la hicimos, pero en fin, cosas de la técnica o quizá del Txakoli.



También tomamos un Cogote de Merluza con su refrito de oliva y ajitos.  Como podéis comprobar ninguna complicación a la hora de pedir, ninguna complicación a la hora de cocinarlo pero eso sí, aquí sí que hay producto y con producto el éxito está garantizado.

De postre, como no podía ser de otra manera, una leche frita flambeada con anís.


Para beber, y sin perder la referencia de toda la mañana, que fue larga, más Txakoli.


Nada más que añadir, si alguna vez estáis por esta maravillosa ciudad, lo que es aconsejable hacer una vez al año por lo menos, no dejéis de visitar Juanito Kojua, todavía os gustará más San Sebastián.

Para terminar la jornada nada mejor que un descanso tomando un Gin Tonic en el Dry San Sebastián del maravilloso Hotel María Cristina.  




JUANITO KOJUA             C/ Portu Kalea 14 ·20003 Donostia ·Telf. 943 42 01 80

2 comentarios:

Tomàs Cortés dijo...

Casualitats de la vida les tevés ultimes tres referències s'enquadren entre els meus favorits. Masia de la Platja, Igueldo i ara (el per a mi del millor de Sant Sebatian) Juanito Kojua. Res a objectar o afegir, senzillament fantàstics tots tres. Felicitats

Agustin Fraile dijo...

Gràcies Tomàs. En efecte, en aquest cas és fàcil; com dirien els jugadors "és apostar a cavall guanyador". Tres grans que aposten per bon gènere i molta honradesa. Sembla fàcil, veritat? Gràcies pel teu comentari.