NOU MANOLIN

Fue el propio Joel Rebouchon quien lo definió como la mejor barra del mundo, es más , llegó a afirmar que merecía por lo menos dos estrellas Michelín.


Nou Manolín es sin duda lo mejor de Alicante y puedo asegurar que mi visita, aunque en la tranquilidad y comodidad del restaurante, que no en la barra, fue del todo satisfactoria.


Una cocina mediterránea donde prima la exquisitez y buena elección de las materias primas y la facilidad con que se tratan en cocina con sus perfectos puntos de cocción.
Fui a lo seguro, a degustar aquellos platos de los que todo el mundo habla, del abc de su famosa barra y de eso que suena tan fácil y tantos lo presentan en sus locales, que hay que ir a Manolín para darte cuenta de qué es una rusa y como se hace una croqueta 10.

Para empezar un pequeño aperitivo, chupito de crema de verduras.


Pasamos a la ensaladilla rusa con anchoa de bota, la famosa ensaladilla imitada hasta la saciedad y nunca igualada por nadie. Es el antes y el después de la ensaladilla rusa; y yo, y mis seguidores lo saben, soy un adicto del plato y raro es el local donde lo pongan en su carta que no lo pruebe. Manolín es el padre de todas las ensaladillas.


Tartar de atún rojo con crema fría de pistacho. Una demostración más de lo relatado anteriormente, cuando la materia prima es buena……
Lo del pistacho es una interesante forma de romper con el tan manido aguacate, original, fresco y rico.


Croquetas, en la carta pone de bechamel, pero tienen grandes tropezones de jamón. Empanadas a la inglesa y en su perfecto punto de fritura que le da un precioso color dorado y magnífica consistencia crujiente. En fin, como La Rusa, muchos la tienen pero qué pocas son dignas de elogio.


Para finalizar el magnífico almuerzo, uno de los famosos arroces de la casa, en nuestro caso el de “Rape y almejas”. ¿Qué arroz, señores, qué arroz! ¿Y por qué todos los arroces del Levante son tan ricos? ¿No podrían dar cursos acelerados por la ciudad de Barcelona?
La explicación es sencilla, en el Levante hace siglos que cultivan el arroz y lo han cocinado y guisado de formas diversas, y transmiten de padres a hijos ese conocimiento ancestral y ese es el auténtico motivo de su arte.


Es bien verdad que yo soy de aquellos que el gran Josep Pla definió como “aficionados a comer arroz hasta extremos de auténtico fanatismo”. Pero gracias a ello creo tener una gran perspectiva sobre el tema. El arroz es lo importante, el grano es lo único importante, el resto, el acompañamiento solo da gusto al principal y único protagonista “el arroz”.
Para muestra un botón, el arroz a banda, un arroz básico y sencillo, que por su aspecto puede parecer absolutamente aburrido y según quien lo trabaje se convierte en algo sublime.
El de Manolín era un arroz suelto, sabroso, de perfecta cocción y que guardará un espacio en mi pequeño disco duro lo que lo hará inolvidable.

De postre, un helado de queso fresco con coulis de frambuesa y papel de remolacha.


Un éxito, una visita de las inolvidables y la absoluta seguridad de volver cuando me sea posible.
Para beber, un magnífico Guitián Godello Fermentado en Barrica.

Se me olvidaba, no recuerdo el montante de la factura pero si puedo darles los precios ya que tengo la costumbre de fotografiar las cartas. Rusa 4 € ,croquetas 2 €, unidad arroz 18 €; en fin excelente relación calidad precio.

NOU MANOLÍN             Calle Villegas, 3  ·03001 Alicante  ·  Telef. 965200368


Entradas populares